¿Sabías que utilizamos unos 3496 litros de agua al día?

Muchas veces escuchamos hablar sobre la escasez de agua en ciertos lugares de la Tierra o nos sentimos atemorizados al descubrir cuán poca cantidad de agua dulce existe en el planeta. Sin embargo, muy pocas personas toman verdadera conciencia del impacto que sus actividades diarias pueden tener sobre el medioambiente que los rodea.

Sólo el 2 por ciento de toda el agua de la Tierra es dulce y en muchos casos, se encuentra contaminada. Y a diferencia de lo que muchos creen, tú puedes aportar tu granito de arena para evitar el derroche y consumir de manera responsable un recurso que es vital para la existencia de la vida.

¿Por qué es necesario prestar atención cuando abrimos el grifo? Pues porque la gran mayoría de nosotros, que podemos disfrutar de todos los beneficios del agua de red, derrochamos una enorme cantidad de líquido cada día de nuestra vida. Y es que no sólo consumimos agua de manera líquida, sino que lo hacemos al ingerir alimentos, comprar ropa, zapatos o muebles. Este gasto invisible de agua se denomina Huella hídrica y da cuenta de este recurso se utiliza en la producción de casi todo lo que nos rodea.

Para ayudarte a tener conciencia sobre cuánta agua podríamos ahorrar con sólo cuidarnos un poquito, compartimos esta impresionante infografía realizada por la gente de Veo Verde. (Haz clic para ampliar la imagen)

Infografia-consumo-de-agua

Debemos ser responsable, esa es la única opción para un futuro sostenible. Si quieres ser parte de la solución, puedes ver nuestro artículo para conocer mejor qué puedes hacer para evitar tanto derroche. Infórmate y comparte todo lo que sepas sobre este tema, cuantos más seamos, mejor.

Vía | Veo Verde

¿El exceso de agua puede dañar nuestra salud?

Desde hace algunos años, empresas de agua mineral, gaseosas, sitios de nutrición, médicos, revistas, diarios y spots televisivos nos recuerdan que nuestro organismo necesita dos litros diarios de líquidos para funcionar normalmente. Sin embargo, pocos advierten que el consumo excesivo de agua suele causar trastornos alimentarios, con múltiples consecuencias y de alto riesgo. ¿Puede convertirse el agua en una obsesión peligrosa para nuestra salud?

Los humanos necesitamos beber cierta cantidad de agua para que nuestro organismo funciones correctamente; eso no es ninguna novedad. Incitadas por numerosas campañas publicitarias, muchas personas creen que mientras más agua ingieran, su salud mental y física será mejor. Pero los spots no advierten que beber litros y litros de agua puede terminar en una rara enfermedad denominada potomanía.

potomanía - beber agua en exceso daña nuestra salud2

Beber líquidos en exceso puede reducir la concentración de sodio en la sangre por debajo de los niveles normales, explica Edgardo Ridner, presidente de la Sociedad Argentina de Nutrición al diario Clarín. “Es un desorden psiquiátrico extremadamente extraño. Por su fuerte componente mental tiende a ser considerado como una afección psiquiátrica”.

Según los especialistas, las personas que padecen este trastorno se obsesionan con la creencia de que el agua puede purificar nuestro organismo, disminuir el apetito y controlar nuestro peso, y lo llevan al extremos de beber entre 8 y 15 litros de agua diarios. Este síndrome suele aparecer relacionado a otros trastornos alimentarios, como la anorexia y bulimia nerviosa.

¿Qué sucede en nuestros cuerpos cuando ingerimos una cantidad excesiva de agua? Los efectos en nuestra salud pueden ser dramáticos, ya que se produce una dilución de sodio, potasio y magnesio en sangre y la persona sufre calambres, agotamiento, pérdida de agilidad mental y graves alteraciones de la función renal. También puede tener náuseas, diuresis, cefalea, convulsiones y afecciones cardíacas. Si no se lo trata puede provocar la muerte.

Los especialistas aconsejan que se controlen los anuncios publicitarios para que no existan mensajes confusos que nos lleven a pensar que cuánto más agua bebamos, mejor nos sentiremos. Si quieres belleza, delgadez y salud, debes llevar una dieta equilibrada, acorde a tus actividades, tu edad y tus requerimientos físicos.

Fuente | Dr Cormillot

Hidratación en invierno: Cómo incorporar agua en la dieta a través de los alimentos

Nuestro organismo necesita agua para funcionar correctamente, eso lo sabe todo el mundo. Sin embargo, durante los fríos días de invierno solemos beber menos de lo que nuestro cuerpo necesita. Aquí compartimos una serie de consejos y tips que te ayudarán a hidratarte correctamente incrementando el agua en tus alimentos; de manera simple y económica.

El agua que comemos

Los alimentos representan hasta un 30 por ciento de nuestro consumo diario de líquidos. Además de las infusiones cálidas que incorporamos a la dieta durante el invierno, incluir ciertos alimentos nos ayudará a mantener o mejorar la hidratación de nuestro organismo. La gente de Directo al paladar nos brinda una serie de consejos para hacerlo:

  • A la hora de comprar los alimento, prefiere los productos frescos ya que suelen tener más agua en su composición y menos sal.
  • Algunos productos, como las frutas y verduras frescas, leches y yogures poseen un alto contenido acuoso. Si las prefieres cocidas, recuerda que hechas al horno se deshidratan, mientras que preparadas al vapor conservan gran parte de su contenido líquido. Si las comes crudas, puedes sacarlas de la heladera unos minutos antes para que tomen temperatura ambiente y no estén tan frías.
  • Si no te gustan las frutas o verduras crudas, puedes optar por las compotas y sopas. Son una opción ideal para consumir líquidos en invierno. Otra opción, aunque más fría, son las gelatinas.
  • También puedes utilizar zumos de verduras o frutas e incorporarlos como parte de las salsas, por ejemplo.
  • Es importante mencionar que la cantidad de líquidos que mantengan nuestros alimentos dependerá del método de cocción que utilicemos. Se recomienda prepararlos al vapor, hervidos, guisados o papillote.

Una correcta hidratación ayudará a prevenir el estreñimiento, evitar la sequedad en la piel y el cabello (tan típica del invierno), evitar la retención de líquidos y mejorar el funcionamiento de los riñones.

Fuente | Directo al paladar

Proponen Escuelas del Agua para educar sobre consumo responsable

Las regiones del planeta que históricamente han tenido problemas de escasez de agua enfrentan los peores pronósticos ante el cambio climático. Las épocas de sequía se hacen más largas, las lluvias o las nieves más insuficientes y el uso irracional del recurso no se detiene. Los especialistas proponen establecer Escuelas del Agua, donde personal especializado se sume a directores de colegios y profesores, para promover cambios en el consumo, educar a la población y guiar a los empresarios hacia un uso responsable del agua.

La provincia de Mendoza, en Argentina, es una de las tantas regiones de la Tierra que enfrenta grandes periodos de sequía. El calentamiento global, el derretimiento de los glaciares y las modificaciones que se producen en el clima, han determinado que el agua figure como prioridad a nivel mundial en un futuro cercano. Según las previsiones de los expertos, el mundo podría sufrir una carencia en la distribución del servicio en 2030.

En muchos lugares, eso ya ocurre. Numerosas ciudades establecen estrictas ordenanzas para evitar el derroche cuando el agua escasea: se prohíbe lavar el auto, limpiar veredas y hasta el riego de jardines con agua potable. Se trata de medidas de emergencia que establecen un uso prioritario de un recurso indispensable para la vida y la salud de la población. Sin embargo, no deberíamos llegar a la escasez para cuidar un algo tan preciado como el agua.

La provincia de Mendoza depende de los deshielos para obtener agua para consumo humano y para el riego agrícola. Por eso, los especialistas de la región, aconsejan formar una cultura del agua basada en el uso responsable y solidario. Para lograrlo, deben modificarse costumbres arraigadas tanto en el consumo hogareño como entre los productores, que continúan con técnicas de riego irracional.

El Departamento General de Irrigación propone crear una Escuela de Capacitación del Agua, de la que participan profesionales y personal especializado junto a los inspectores de cauces y los tomeros, a quienes se los capacita sobre el funcionamiento de la red hídrica, el recorrido del agua y cómo llega a las fincas. La capacitación también se extenderá hacia la sociedad, en lo referido a la higiene, seguridad, normas legales y cursos on line, con la participación de más de 3 mil personas entre directores de escuela y profesores, para que trasladen esos conocimientos a los establecimientos educacionales.

Se trata de una iniciativa que debería adoptarse en todas las escuelas; cuidar y valorar un recurso que es la diferencia entre la vida y la muerte, entre un ambiente saludable y distintos problemas de salud es un deber de todos.

Conoce los distintos tipos de filtros de agua hogareños que puedes utilizar

Aunque el agua que llega a nuestras casas es potable y sana, a muchas personas no les agrada su sabor. Muchas veces, los químicos utilizados para convertir el agua en un producto apto para el consumo humano se sienten en los paladares. Los filtros para el hogar nos ofrecen la posibilidad de consumir el agua de grifo sin gusto a cloro.

filtros de agua hogareños

El mayor beneficio de los filtros de agua hogareños es que quitan el gusto a cloro del agua potable de red. Existe una gran variedad de dispositivos en el mercado y no es fácil decidir en cuál gastar nuestro dinero; por eso te dejamos algunos consejos útiles a la hora de comprar:

  • Lo primero que debes verificar es que el filtro cuente con una certificación y con la aprobación de la entidad local, estatal o gubernamental del lugar donde vives. También debes ser consciente que este tipo de filtros, por más buenos y recomendados que sean, no potabilizan el agua.
  • Filtros de entrada: Tratan el total del caudal hídrico que ingresa al hogar. Entre ellos, son populares los filtros suavizantes, que funciona modificando el balance de minerales de carga positiva por otros de menor carga. Generalmente, eliminan el exceso de hierro/manganeso del agua, que puede ocasionar amarilleo de telas y papeles, piletas, baños, etc.
  • Filtros de puntos de uso: Son aparatos más pequeños que se enlazan a los extremos de salida de las canillas. Uno de los tipos más utilizados son los filtros de carbón activado, que poseen una carga positiva que atrae las impurezas. En general, los filtros que se instalan en el grifo absorben el sabor y el olor del cloro y retienen impurezas sólidas. Antes de comprar, es importante consultar por su mantenimiento, ya que suelen necesitarlo en periodos breves de uso, según el consumo de agua que exista en el lugar.
  • Filtros móviles: Son jarras o contenedores independientes de las griferías. Dentro de este tipo, algunos vendedores recomiendan los filtros por destilación, que calientan el agua hasta el punto de hervor y atrapa el vapor, recondensándolo. A la hora de comprar, consulta la potencia del destilador. Algunos son más eficientes energéticamente que otros y no sobrepasan tus gastos en electricidad. También es importante considerar las garantías; estos dispositivos pueden resultar caros y habrás gastado un dineral en vano si se rompe y debes pagar la avería.
  • Filtros de agua de ósmosis inversa. Este tipo de filtros posee una membrana que separa las impurezas del agua, se los utiliza para eliminar el gusto y olor a cloro, aunque también son útiles para eliminar la dureza del agua. Estos sistema tienen un alto costo inicial y es importante averiguar el precio de su mantenimiento, pues los cartuchos y la membrana deben sustituirse periódicamente.

Recuerda que además del costo del dispositivo debés tener en cuenta los gastos de mantenimiento y la vida útil del aparato.

Hongos capaces de limpiar aguas contaminadas por minas de carbón

Un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard descubrió que un hongo que se encuentra normalmente en aguas contaminadas, produce minerales de importancia ambiental durante su reproducción asexual y ayuda en la limpieza de metales tóxicos. El estudio puede convertirse en la base de una gran variedad de trabajos de microbiología, química y geobiología.

Se trata de un hallazgo que podría resultar muy útil en muchas actividades humanas. Los científicos descubrieron que la sustancia clave del proceso es el superóxido, un subproducto que originan los hongos cuando producen las esporas. Una vez liberado en el medio ambiente, el superóxido reacciona con el manganeso y produce un mineral que ayuda en la limpieza de metales tóxicos, degrada sustratos de carbono y controla la biodisponibilidad de los nutrientes.

limpiar mina_de_carbon hongos

El manganeso es un elemento importante en aguas contaminadas por las minas de carbón, ya que forma un mineral reactivo extremadamente útil en mantener bajo control sustancias peligrosas para nuestra salud como el arsénico, el cadmio y el cobalto. ¿Por qué son importante los hongos? Porque las bacterias y los hongos oxidan el manganeso y producen esos minerales tan importantes.

Cuando el manganeso se oxida, crea minerales muy activos: los óxidos de manganeso, que funcionan como esponjas ambientales que limpian el agua“, explica Colleen Hansel, investigadora principal de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de Harvard.

Pero no todo es tan simple, ya que resulta difícil reconocer los procesos necesarios para estimular la acción de los organismos adecuados. Sin embargo, se ha descubierto que el hongo más común, el Stilbella aciculosa, sólo produce superóxido durante la formación de estructuras reproductivas asexuales. Los científicos desconocen los motivos por los que los hongos oxidan el manganeso; un interrogante que, con seguridad, producirá muchos nuevos estudios.

Fuente | Europa Press

Estudio: ¿Cuánta agua en la Tierra?

La Tierra es un mundo de agua y la vida no es posible sin ella. Es, quizas, una de las primeras cosas que aprendemos. Y a pesar de ello, poco hacemos por cuidar y preservar semejante recurso. Sí, nuestro planeta está compuesto por agua, ¿tienes idea de cuánta? Si juntáramos toda el agua del mundo y la concentráramos en una esfera, el resultado nos enseñaría qué tan escaso es este líquido.

cuanta agua hay en el mundo

Si concentráramos el agua de los océanos, mares, glaciares, ríos, lagos e incluyéramos hasta la última gota del planeta, el resultado sería el que puedes ver en la imagen que acompaña este artículo: una pequeña canica de 1.300 kms de diámetro. Esa es toda el agua que hay en la Tierra. Toda.

El impresionante gráfico lo realizó el Servicio de Vigilancia Geológica de los Estados Unidos de América, y demuestra de manera muy simple la escasez del recurso más valioso del planeta. El volúmen de la esfera de agua sería de 1.386.000.000 kilómetros cúbicos. En ella, se incluye hasta el agua presente en la composición de los seres vivos: plantas, animales y humanos.

Traducida a litros, la esfera de agua tiene 1.385.097.311.949.120.000.000. Más de 8.400.000 kilómetros cúbicos de agua están almacenados en las profundidades de nuestro mundo y hasta 23.200.000 kilómetros cúbicos de agua dulce forman parte de los glaciares, los casquetes polares y las zonas cubiertas de hielo como Groenlandia.

Vía | iAgua

La dieta de cada europeo implica un gasto de agua de hasta 5.000 litros diarios

Probablemente la mayoría de la población desconozca tales cifras. No se trata de una exageración ni de una campaña contra la actividad ganadera. Es una realidad que debemos comenzar a enfrentar: cada una de nuestras acciones, incluso aquellas que parecen más insignificantes, tienen un gran impacto en el medioambiente. Degustar un filete de ternera de 200 gramos, por ejemplo, implica la utilización de 1.000 litros de agua.

Huella hídrica alimentos

Elías Fereres, presidente de la Real Academia de Ingeniería, explica que los europeos desconocen que su dieta esconde un gasto de agua de entre 2000 y 5000 litros diarios por persona. El especialista coordina el foro European Council of Applied Sciences, Technologies and Engineering, en el que las instituciones europeas, la industria y centros de investigación analizan los datos en un contexto de escasez de agua, y han valorado la repercusión que ésta tendrá sobre el abastecimiento de alimentos en las grandes ciudades.

Si te resulta dificil de creer, tómate unos minutos y piensa en el complicado y largo proceso productivo de cada una de los alimentos que consumes a diario. Analiza cada uno de los pasos e imagina cuántos litros de agua se utilizan en cada una de esas etapas. Ahora, reflexiona en cuánto perjudica el derroche en un contexto de escasez de agua y dificultad para hacer previsiones meteorológicas.

¿Cambiarías tu dieta si junto a las calorías podrías ver los valores que indican la huella hídrica de determinados alimentos? Los especialistas que sí, y consideran que los ciudadanos deben conocer el gasto de agua que implican sus elecciones alimenticias. Esperan que en un tiempo no muy lejano, estos datos influyan en un asunto tan personal como es nuestra comida.

A este contexto debemos agregar la creciente población de paises como China o India, que ejerce una gran presión sobre los recursos de tierra y agua; que hasta ahora eran utilizados casi exclusivamente para el mundo desarrollado. Al mejorar su nivel de vida, muchas personas que antes sólo comían cereales ahora quieren agregar carne a su dieta.

¿Cómo influye esto en la gestión de recursos hídricos? La producción de alimento animal requiere de más agua y más grano para el ganado; disponer del grano suficiente requiere más tierras para cultivo. En definitiva, más agua.

El profesor Fereres explica que el problema del agua tiene que ver con la energía, el transporte, las infraestructuras, la química y muchísimas actividades que permiten nuestro bienestar diario… “Todos, en las diversas ramas de la ingeniería, estamos trabajando casi a contrarreloj para desarrollar tecnologías más eficientes y sostenibles”, asegura.

Del baño a la cocina: Texas reciclará la orina para combatir la sequía

La sequia es un mal que afecta a muchas partes del planeta y que puede llevar a las personas a utilizar recursos impensados en otros momentos. Las precipitaciones han descendido drásticamente este año en el estado de Texas, Estados Unidos y la ola de calor continuará hasta octubre. Las autoridades apuestan por mezclar agua residual tratada con agua potable para mantener el suministro.

Sequia Texas

La situación hídrica de Texas es grave; sus habitantes sufren una de las peores sequías de su historia. Las autoridades señalan que el 75 por ciento del territorio soporta una ola de calor extraordinaria, que ha provocado el descenso de las reservas de agua y el recorte del suministro en un 20 por ciento.

Así las cosas, los jefes municipales están dispuestos a escuchar cualquier medida que prometa paliar los efectos de sequías venideras, incluso, reciclar la orina de sus vecinos. En Big Spring, al oeste de Texas, se encuentra actualmente una planta de tratamiento de aguas residuales que depura el agua de más de 27.000 personas, que se beneficiarán con esta iniciativa.

La idea es que esta planta trate las aguas residuales que normalmente desembocan en un río para mezclarla posteriormente con agua potable y hacerla apta para el consumo humano. Este sistema acelera un proceso que se produce de forma natural en pantanos y humedales y que evitará que los pobladores deban sufrir grandes restricciones en el suministro.

¿Beber dos litros de agua por día no es bueno?

Una médica escosesa asegura ha generado muchísima polémica con sus declaraciones, en las que niega que beber dos litros de agua diarios beneficien nuestro organismo. Margaret McCartney asegura que no hay evidencia científica de que el cuerpo humano necesite esa cantidad.

Tomar agua

Los médicos siempre supieron que no existe prueba cierta de cuánto hay que beber“, asegura la doctora Margaret McCartney, una generalista de Glasgow (Escocia), en un artículo que escribió sobre este tema. Además, la médica afirma que, según el diario británico The Guardian, que la recomendación médica de tomar 8 vasos de agua diariamente es una total insensatez.

Según esta profesional, ciertas organizaciones respaldadas por fabricantes de agua mineral, aseguran que es importante beber entre 1,5 y 2 litros de agua por día, y que estar aunque sea levemente deshidratado favorece el desarrollo de enfermedades. No obstante, la doctora explica que nada de ello ha sido confirmado por estudios.

McCartney también alerta que beber demasiada agua puede incluso ser peligroso, pues provoca un descenso en el nivel de sodio en sangre (hiponatremia) y expone el cuerpo a elementos contaminantes presentes en el agua.

Y aunque otros especialistas como el doctor Heinz Valtin, de la Dartmouth Medical School, abalan sus dichos; no todos los médicos están de acuerdo. Thomas Sanders, un colega del King’s College London, señaló que beber líquido es muy importante para los muy jóvenes y para los muy viejos, que necesitan estar especialmente bien hidratados.

Luego, los especialistas discuten sobre la sensación de sed. En el artículo del Guardian se asegura que se trata de un mecanismo muy sofisticado. Si nuestro cuerpo necesita agua, nos lo hará sentir. Los médicos de la Clínica Mayo, citada por Los Angeles Time, dicen que las personas deben tomar tanta agua como sea necesaria para reemplazar lo perdido durante el día. Hay factores que inciden en esto, como la actividad física, una descompostura (diarrea o vómitos), el tipo de comida ingerida, un entorno climático particularmente seco o caluroso o húmedo, y también una excesiva altitud.

Lo que queda claro es que no hace falta saturarse de agua; salvo que se esté realmente sediento. Nuestro cuerpo es capaz de regularse e indicarnos cuándo y cuánto líquido debemos ingerir. Sentido común.