Conoce los distintos tipos de filtros de agua hogareños que puedes utilizar

Aunque el agua que llega a nuestras casas es potable y sana, a muchas personas no les agrada su sabor. Muchas veces, los químicos utilizados para convertir el agua en un producto apto para el consumo humano se sienten en los paladares. Los filtros para el hogar nos ofrecen la posibilidad de consumir el agua de grifo sin gusto a cloro.

filtros de agua hogareños

El mayor beneficio de los filtros de agua hogareños es que quitan el gusto a cloro del agua potable de red. Existe una gran variedad de dispositivos en el mercado y no es fácil decidir en cuál gastar nuestro dinero; por eso te dejamos algunos consejos útiles a la hora de comprar:

  • Lo primero que debes verificar es que el filtro cuente con una certificación y con la aprobación de la entidad local, estatal o gubernamental del lugar donde vives. También debes ser consciente que este tipo de filtros, por más buenos y recomendados que sean, no potabilizan el agua.
  • Filtros de entrada: Tratan el total del caudal hídrico que ingresa al hogar. Entre ellos, son populares los filtros suavizantes, que funciona modificando el balance de minerales de carga positiva por otros de menor carga. Generalmente, eliminan el exceso de hierro/manganeso del agua, que puede ocasionar amarilleo de telas y papeles, piletas, baños, etc.
  • Filtros de puntos de uso: Son aparatos más pequeños que se enlazan a los extremos de salida de las canillas. Uno de los tipos más utilizados son los filtros de carbón activado, que poseen una carga positiva que atrae las impurezas. En general, los filtros que se instalan en el grifo absorben el sabor y el olor del cloro y retienen impurezas sólidas. Antes de comprar, es importante consultar por su mantenimiento, ya que suelen necesitarlo en periodos breves de uso, según el consumo de agua que exista en el lugar.
  • Filtros móviles: Son jarras o contenedores independientes de las griferías. Dentro de este tipo, algunos vendedores recomiendan los filtros por destilación, que calientan el agua hasta el punto de hervor y atrapa el vapor, recondensándolo. A la hora de comprar, consulta la potencia del destilador. Algunos son más eficientes energéticamente que otros y no sobrepasan tus gastos en electricidad. También es importante considerar las garantías; estos dispositivos pueden resultar caros y habrás gastado un dineral en vano si se rompe y debes pagar la avería.
  • Filtros de agua de ósmosis inversa. Este tipo de filtros posee una membrana que separa las impurezas del agua, se los utiliza para eliminar el gusto y olor a cloro, aunque también son útiles para eliminar la dureza del agua. Estos sistema tienen un alto costo inicial y es importante averiguar el precio de su mantenimiento, pues los cartuchos y la membrana deben sustituirse periódicamente.

Recuerda que además del costo del dispositivo debés tener en cuenta los gastos de mantenimiento y la vida útil del aparato.