San Marcial: 2 años y medio sin agua potable

Cuando hablamos de escasez de agua, problemas con su distribución o con su seguridad, solemos pensar en poblaciones aisladas del tercer mundo; allí donde la reina la pobreza, la falta de saneamiento y donde los países desarrollados depositan su basura tóxica, contaminando las napas de agua. Sin embargo, esto pasa a la vuelta de la esquina.

San Marcial sin agua potable

San Marcial (Zamora) es un pequeño poblado que lleva dos años y cinco meses sin agua potable. ¿Por qué? Pues porque las aguas están contaminadas con nitratos, lo que la convierte en no apta para el consumo humano. Así las cosas, las cientos de personas que viven allí deben abastecerse con cisternas que llegan una vez por semana.»Si los martes a las cuatro de la tarde no estás en el pueblo tienes que pedir un favor a un vecino, gastar en agua mineral o pasarte quince días sin agua«, explican.

Cansados de la situación, los habitantes de San Marcial entregaron a la Subdelegación del Gobierno en Zamora 180 firmas recogidas entre los vecinos del pueblo y otras 190 recogidas a través de internet y presentarán su demanda ante la Delegación Territorial de la Junta en Zamora.

«El agua es un servicio básico, de primera necesidad, nuestra reclamación debería ser asumida incluso por el presidente del Gobierno«, añade Antonio Delgado, representante vecinal.

En el escrito presentado, los vecinos recuerdan que «se trataba de dotar al pueblo de agua potable en la red de suministros» e insisten en que «lucharán con todos los medios legales a su alcance para que dicha necesidad básica sea reestablecida«.

En el ojo de las críticas se encuentran las gestiones realizada hasta el momento por la alcaldesa de El Perdigón, la socialista Amelia García. «El Ayuntamiento nos dice que está haciendo algo y no se entiende, después de tanto tiempo con garrafas«, se quejaron. «El Ayuntamiento está muerto«.

Por su parte, la alcaldesa aseguró que lleva «mucho tiempo» trabajando en recabar la documentación necesaria para solucionar el problema y expresó su malestar por lo que considera «criticas tremendamente injustas» contra su gestión. Explicó que el Ayuntamiento ha tenido problemas con el registro y la financiación de un nuevo pozo, el cuál deberá tener más de 200 metros de profundidad para surtir de agua a San Marcial y cuyo presupuesto ronda los 90.000 euros, de los cuales correrá a cargo del municipio el 20 por ciento.

García también señaló que «no hay plazos porque no nos corresponde a nosotros establecerlos«.

Foto | ABC