360, una botella de papel

El mundo ha cambiado producto de la acción del hombre. Es hora de que el hombre modifique su conducta y se adapte a este nuevo mundo que él mismo ha creado. Cuando a mediados del siglo XX la producción y el consumo de plásticos crecieron desmesuradamente, quizás nadie imaginó que medio siglo después el gran desafío sería reemplazarlos por sustancias menos perjudiciales para el medio ambiente. Este es el caso de 360, una botella de papel diseñada para envasar agua.

Sabemos que tanto las bolsas de plástico de los supermercados como las botellas de aguas y gaseosas se fabrican con materiales no biodegradables, derivados del petróleo, que los convierten en elementos altamente contaminantes, ya que suelen terminar en la basura. Así las cosas, muchas empresas han respondido responsablemente a este desafío y han hallado formas de embotellar su producto líquido de manera sostenible. Ya hemos hablado de las botellas fabricadas con materiales biodegradables provenientes del maíz, pero también existen alternativas curiosas como las presentadas por la empresa norteamericana Brandimage; que ha diseñado una botella de papel.

Entre los datos que maneja la empresa, se menciona, por ejemplo, que los americanos tiran a la basura 60 millones de botellas plásticas a diario. De ellas, sólo un 14 por ciento se recicla, mientras que el 86 por ciento restante se suma a la basura. Para los creativos diseñadores de Brandimage, se trata de un problema radical que requiere de una solución igualmente radical. Por ello, el innovador diseño de estas botellas de papel pretenden no sólo solucionar el problema del plástico, sino también facilitar su traslado y mejorar la experiencia del consumidor.

Por ello, la botella 360 es una visión sostenible del futuro. Se trata del envase de papel totalmente reciclable, fabricado con recursos 100 por ciento renobables. Versátil y simple, 360 es producto ecológico que no sacrifica funcionalidad. Son aptas para almacenar todo tipo de líquidos y fáciles de reciclar, ya que el material con el que están fabricadas se reutiliza con facilidad.

Este nuevo año recuerda elegir responsablemente y preferir aquellos productos que luego de consumidos no resulten en un gran daño ambiental. No olvides tu bolsa tela!