Terapia H20: Agua mineral para tu rostro

Muchos expertos en salud y belleza aseguran que el agua es un elemento vital para mantener nuestra piel sana y con un excelente aspecto jovial. Es una de las opciones más baratas que existe dentro de este mercado y puedes utilizarlo diariamente, en la comodidad de tu hogar. Compartimos contigo algunos tips.

Terapia H20 Agua mineral para tu rostro

Los científicos y los expertos en belleza creen en los poderes mágicos de la fórmula H20. El agua hidrata nuestra piel, sobre todo la del rostro, evitando que se reseque y se arrugue. De allí, que muchos de estos conocedores del tema aconsejen beber una buena cantidad de agua por día.

La terapia H20 promete mantener la piel limpia, saludable, suave y joven. Una de sus herramientas fundamentales para conservar el maquillaje y humectar la piel son los atomizadores de agua mineral. Los conocedores del tema aseguran que luego de un tiempo de uso, observarás un gran cambio en tu piel.

Para lograr tales resultados, debes utilizar estos atomizadores al levantarte y después de haberte dado una ducha. Aplícate el agua mineral bien fría en la cara, déjala secar sola y luego maquíllate. Al mediodía, aplícala sobre el maquillaje, déjala secar y ponte polvos traslúcidos, tu cara se verá como nueva.

Los atomizadores de agua mineral deben guardarse en el refrigerador para que se mantengan bien fríos. Luego se pueden llevar en la cartera durante todo el día, se conservarán frescos para cuando los necesites. Los expertos en belleza aconsejan utilizarlos tanto en el invierno como en el verano: los rayos solares de la estación estival deshidratan la piel; los efectos secantes del frío y la calefacción en el hogar también la dañan.

Fuente | Web de belleza

¿Beber dos litros de agua por día no es bueno?

Una médica escosesa asegura ha generado muchísima polémica con sus declaraciones, en las que niega que beber dos litros de agua diarios beneficien nuestro organismo. Margaret McCartney asegura que no hay evidencia científica de que el cuerpo humano necesite esa cantidad.

Tomar agua

Los médicos siempre supieron que no existe prueba cierta de cuánto hay que beber“, asegura la doctora Margaret McCartney, una generalista de Glasgow (Escocia), en un artículo que escribió sobre este tema. Además, la médica afirma que, según el diario británico The Guardian, que la recomendación médica de tomar 8 vasos de agua diariamente es una total insensatez.

Según esta profesional, ciertas organizaciones respaldadas por fabricantes de agua mineral, aseguran que es importante beber entre 1,5 y 2 litros de agua por día, y que estar aunque sea levemente deshidratado favorece el desarrollo de enfermedades. No obstante, la doctora explica que nada de ello ha sido confirmado por estudios.

McCartney también alerta que beber demasiada agua puede incluso ser peligroso, pues provoca un descenso en el nivel de sodio en sangre (hiponatremia) y expone el cuerpo a elementos contaminantes presentes en el agua.

Y aunque otros especialistas como el doctor Heinz Valtin, de la Dartmouth Medical School, abalan sus dichos; no todos los médicos están de acuerdo. Thomas Sanders, un colega del King’s College London, señaló que beber líquido es muy importante para los muy jóvenes y para los muy viejos, que necesitan estar especialmente bien hidratados.

Luego, los especialistas discuten sobre la sensación de sed. En el artículo del Guardian se asegura que se trata de un mecanismo muy sofisticado. Si nuestro cuerpo necesita agua, nos lo hará sentir. Los médicos de la Clínica Mayo, citada por Los Angeles Time, dicen que las personas deben tomar tanta agua como sea necesaria para reemplazar lo perdido durante el día. Hay factores que inciden en esto, como la actividad física, una descompostura (diarrea o vómitos), el tipo de comida ingerida, un entorno climático particularmente seco o caluroso o húmedo, y también una excesiva altitud.

Lo que queda claro es que no hace falta saturarse de agua; salvo que se esté realmente sediento. Nuestro cuerpo es capaz de regularse e indicarnos cuándo y cuánto líquido debemos ingerir. Sentido común.

¿Dónde va el agua?

Como ya sabes, tres cuartas partes de nuestro planeta son agua. ¿Qué elementos componen esa agua? ¿Cómo se comportan? ¿Dónde va el agua cuando llueve? Las respuestas a todas estas preguntas y mucha más información encontraréis en este video realizado por la BBC. El ciclo del agua, narrado de forma simple y completa en el documental “El viaje del agua”.

http://www.youtube.com/watch?v=0VuabmeLa4I

En cualquiera de sus estados –líquido, gaseoso y sólido- el agua se encuentra presente en todo momento de nuestras vidas y es parte esencial e irremplazable de la misma. Merece nuestro respeto y requiere de nuestro cuidado, pues es un hecho que grandes masas de agua se encuentran absolutamente contaminadas, muchas están siendo recuperadas y otras han sido perdidas, quizá, para siempre.

El agua compone la mayor parte de tu cuerpo y es vital para tu existencia. Cada humano requiere, al menos, dos litros de agua al día. Nuestro organismo depende de ese consumo para funcionar de forma correcta. El equilibrio entre el agua y la vida es tan delicado, que la mínima alteración de su pureza puede causar enormes daños.

Por sólo daos una idea: casi un diez por ciento de las enfermedades mundiales podría evitarse mediante el mejoramiento del abastecimiento del agua, la salubridad, la higienización, y la gestión de los recursos hídricos. Tales mejoras reducen la mortalidad infantil y mejoran el estado nutricional y de salud de una manera sostenible.

Datos  |  iAgua

Denuncian la venta de agua envasa contaminada

Quienes consumimos agua mineral envasada lo hacemos, generalmente, porque nos garantiza cierta seguridad en cuanto a su calidad y origen; sobre todo, si nos encontramos en alguna ciudad o país que desconocemos. Sin embargo, podemos llevarnos una desagradable sorpresa que sobrepasa cualquiera de los cuidados y precauciones que podamos tomar. Hace unos días, uno de los matutinos más importantes de Paraguay informó que se habría detectado contaminación con coniformes fecales en once marcas de aguas minerales.

coliformes fecales

La noticia horrorizó a los consumidores, quienes, además, se mostraron indignados porque los encargados de Salud Pública del país latinoamericano no habrían comunicado correctamente el hallazgo. El miedo se generalizó entre la población paraguaya cuando uno de los diarios de mayor tirada del país publicó la denuncia en contra del Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición (INAN) por encubrir a once marcas de agua mineral envasada que habrían comercializado agua contaminada.

Mientras tanto, el INAN se ocupó de desmentir la venta de agua contaminada. Alberto Bareiro, Jefe del Departamento de Programas de Nutrición del Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición aclaró que no se encuentran a la venta marcas de agua envasada no apta para el consumo. Bareiro afirmó que, pese a la denuncia del diario, no hay firmas que vendan agua envasada en malas condiciones.

Además, el encargado de los Programas de Nutrición del INAN, explicó que normalmente se detectan irregularidades en el agua durante los controles rutinarios, pero que dichas anomalías son corregidas inmediatamente sea en planta, donde se elabora el agua envasada, como en los comercios. Así las cosas, Bareiro se defendió y dijo que era irresponsable decir que una marca no fuera apta para el consumo, porque los lotes afectados se retiran inmediatamente de todos los supermercados y almacenes paraguayos.

Pero la duda flota en el aire. Y aunque desde el gobierno se defienda la labor de sus funcionarios y se explique que durante los últimos años no se han encontrado empresas que reincidan una vez detectados los problemas, serán los consumidores paraguayos quienes deberán decidir si confiar en un producto que, aunque vital para la vida, podría causarles graves problemas si llegara a estar contaminado.

La acusación del matutino dice que en las muestras de agua analizadas por el INAN, se constató la “presencia de gérmenes tales como aerobios mesófilos, coliformes fecales, estreptococos fecales y pseudomona saeruginosas”, y afirma que pese a ello nadie prohibió su venta.

Enlace: La Nación