Denuncian la venta de agua envasa contaminada

Quienes consumimos agua mineral envasada lo hacemos, generalmente, porque nos garantiza cierta seguridad en cuanto a su calidad y origen; sobre todo, si nos encontramos en alguna ciudad o país que desconocemos. Sin embargo, podemos llevarnos una desagradable sorpresa que sobrepasa cualquiera de los cuidados y precauciones que podamos tomar. Hace unos días, uno de los matutinos más importantes de Paraguay informó que se habría detectado contaminación con coniformes fecales en once marcas de aguas minerales.

coliformes fecales

La noticia horrorizó a los consumidores, quienes, además, se mostraron indignados porque los encargados de Salud Pública del país latinoamericano no habrían comunicado correctamente el hallazgo. El miedo se generalizó entre la población paraguaya cuando uno de los diarios de mayor tirada del país publicó la denuncia en contra del Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición (INAN) por encubrir a once marcas de agua mineral envasada que habrían comercializado agua contaminada.

Mientras tanto, el INAN se ocupó de desmentir la venta de agua contaminada. Alberto Bareiro, Jefe del Departamento de Programas de Nutrición del Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición aclaró que no se encuentran a la venta marcas de agua envasada no apta para el consumo. Bareiro afirmó que, pese a la denuncia del diario, no hay firmas que vendan agua envasada en malas condiciones.

Además, el encargado de los Programas de Nutrición del INAN, explicó que normalmente se detectan irregularidades en el agua durante los controles rutinarios, pero que dichas anomalías son corregidas inmediatamente sea en planta, donde se elabora el agua envasada, como en los comercios. Así las cosas, Bareiro se defendió y dijo que era irresponsable decir que una marca no fuera apta para el consumo, porque los lotes afectados se retiran inmediatamente de todos los supermercados y almacenes paraguayos.

Pero la duda flota en el aire. Y aunque desde el gobierno se defienda la labor de sus funcionarios y se explique que durante los últimos años no se han encontrado empresas que reincidan una vez detectados los problemas, serán los consumidores paraguayos quienes deberán decidir si confiar en un producto que, aunque vital para la vida, podría causarles graves problemas si llegara a estar contaminado.

La acusación del matutino dice que en las muestras de agua analizadas por el INAN, se constató la “presencia de gérmenes tales como aerobios mesófilos, coliformes fecales, estreptococos fecales y pseudomona saeruginosas”, y afirma que pese a ello nadie prohibió su venta.

Enlace: La Nación