Fuentes de Lebanza trabaja en un bioenvase

Una de las aguas más reconocidas es Fuentes de Lebanza, una marca trabaja para aplicar innovaciones ecológicas que le permitan fortalecer su imagen de amigabilidad con el medio ambiente. Uno de sus proyectos más ambiciosos es la creación de un bioenvase que sustituirá al cristal o al plástico utilizado en la actualidad.

El objetivo es disminuir la huella medioambiental y preservar las propiedades naturales de nuestra agua mineral, explicó Paqui Cano, Directora General de Fuentes de Lebanza.

Así, la empresa se suma a otras marcas que ya implementan estos tipos de envases biodegradables, como Belu, Biota y Green Planet. El objetivo es crear un envase de plástico orgánico, fabricado con material vegetal pero resistente y que una vez utilizado, se pueda degradar fácilmente volviendo al ciclo natural y que incluso, sirva como abono.

agua mineral natural fuentes de lebanza

Este tipo de iniciativas intenta dar respuesta a una de los grandes problemas que tiene la industria del agua embotellada: el descarte del plástico. Y es que una vez consumida el agua, la botella inicia un largo camino que en la mayoría de los casos termina en medio del Océano Pacífico. Por ello, la empresa trabaja junto al Centro Tecnológico de Miranda de Ebro y el Centro Tecnológico agrario y agrolimentario de Palencia, para crear envases biodegradables con un ciclo de vida menos extenso y contaminante y un reciclaje menos costoso.

Cano asegura que el nuevo envase ha supuesto una inversión en investigación de 600.000 euros. No ha sido una tarea simple para los especiales, ya que uno de los principales retos a es mantener intactas las propiedades del agua; por lo que el bioplástico debe de ser a la vez resistente y mantener el sabor, los nutrientes, su pureza y virginidad.

Se espera que la botella biodegradable de Fuentes de Lebanza estuviera lista a mediados de este año, pero deberemos esperarla un poco más.

Green Planet Bottles se suma al mercado de las botellas biodegradables

La empresa estadounidense Green Planet Bottling se ha fijado como meta marcar una diferencia creando productos que no perjudiquen al medio-ambiente, pero que también pueden comercializarse de forma simple y rápida. Con dicha misión puesta en marcha, Green Planet ha lanzado recientemente una marca de agua mineral más sostenible, ya que está envasa en botellas fabricadas con materiales 100 por ciento reciclables y libres de petróleo.

La botella de Green Planet se suma a una serie innovadora de envases fabricados con materiales vegetales renovables, lo que reduce el impacto ambiental y las emisiones de CO2 que se generan en la producción de botellas de plástico. Además, la empresa también participará del reciclado, gracias a programas de recompra de los envases usados. Al igual que la marca británica Belu y su par norteamericana Biota, Green Planet pretende demostrar a través de esta botella biodegradable que es posible y rentable realizar este tipo de envases y evitar el uso de petróleo en los mismos.

Recordemos que las botellas PET se realizan a base de petróleo y que en su fabricación se utiliza un galeón de este combustible cada 72 envases. Se utiliza un 65 por ciento más de energía y pueden permanecer durante 1000 años, produciendo una enorme cantidad de basura.

Las botellas de Green Planet se biodegradan en 80 días y cumplen los requisitos del programa BioPreferred del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, que promueve materiales biológicos respetuosos del medio ambiente. Este tipo de botellas son más saludables, ya que no liberan en el agua sustancias químicas, como puede ocurrir con las de plástico.

Además, se busca reducir las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas del transporte, por lo que sólo se utilizará agua de fuentes ubicadas hasta 800 kilómetros de las plantas de procesado.

Hoy día, la empresa ofrece envases de medio litro, mientras prepara botellas de 33 centilitros y 1 litro que se comercializarán en breve. Se planea su distribución en colegios, empresas y hoteles, y luego en restaurantes, lugares de venta al público e instalaciones públicas.

360, una botella de papel

El mundo ha cambiado producto de la acción del hombre. Es hora de que el hombre modifique su conducta y se adapte a este nuevo mundo que él mismo ha creado. Cuando a mediados del siglo XX la producción y el consumo de plásticos crecieron desmesuradamente, quizás nadie imaginó que medio siglo después el gran desafío sería reemplazarlos por sustancias menos perjudiciales para el medio ambiente. Este es el caso de 360, una botella de papel diseñada para envasar agua.

Sabemos que tanto las bolsas de plástico de los supermercados como las botellas de aguas y gaseosas se fabrican con materiales no biodegradables, derivados del petróleo, que los convierten en elementos altamente contaminantes, ya que suelen terminar en la basura. Así las cosas, muchas empresas han respondido responsablemente a este desafío y han hallado formas de embotellar su producto líquido de manera sostenible. Ya hemos hablado de las botellas fabricadas con materiales biodegradables provenientes del maíz, pero también existen alternativas curiosas como las presentadas por la empresa norteamericana Brandimage; que ha diseñado una botella de papel.

Entre los datos que maneja la empresa, se menciona, por ejemplo, que los americanos tiran a la basura 60 millones de botellas plásticas a diario. De ellas, sólo un 14 por ciento se recicla, mientras que el 86 por ciento restante se suma a la basura. Para los creativos diseñadores de Brandimage, se trata de un problema radical que requiere de una solución igualmente radical. Por ello, el innovador diseño de estas botellas de papel pretenden no sólo solucionar el problema del plástico, sino también facilitar su traslado y mejorar la experiencia del consumidor.

Por ello, la botella 360 es una visión sostenible del futuro. Se trata del envase de papel totalmente reciclable, fabricado con recursos 100 por ciento renobables. Versátil y simple, 360 es producto ecológico que no sacrifica funcionalidad. Son aptas para almacenar todo tipo de líquidos y fáciles de reciclar, ya que el material con el que están fabricadas se reutiliza con facilidad.

Este nuevo año recuerda elegir responsablemente y preferir aquellos productos que luego de consumidos no resulten en un gran daño ambiental. No olvides tu bolsa tela!