El sodio en el agua

El sodio es un elemento importante para el cuerpo y que debe estar presente en el mismo ya que es responsable, entre otras cosas, del sistema nervioso. Además, las células y la sangre necesitan de sodio para hacer sus funciones y podríamos estar enumerando múltiples funciones más.

Sin embargo, en lo que nos atañe, el sodio, como ya dijimos con el flúor, también puede ser perjudicial si se toma en cantidades excesivas, en las que se produce hiperrosmolaridad, aumento de la presión sanguínea, edemas,… Así mismo, la falta se sodio puede provocar convulsiones, deshidratación, parálisis,…

Por ejemplo, la gente que es propensa a sufrir transtornos como diarrea es conveniente que beba agua rica en sodio ya que le ayudará con el problema y facilitará a su organismo un mineral del que andaba «corto de fondos».