¿Es realmente beneficiosa el agua mineral?

Yo comencé a beber agua mineral a raiz de un problema con el estómago y la vesícula. Ya antes había tomado agua mineral pero siempre la había dejado de lado (la mayoría de las veces por el precio del agua) pero en este caso es algo que no me puedo permitir.

En realidad yo no veo diferencia alguna en el agua que bebo y el agua del grifo, bueno, cuando ya llevas más tiempo sí que la notas, pero en cierto modo son pequeños detalles que pueden pasar desapercibidos y, si no estás atento, no sabes que realmente están ahí.

Los consumidores de agua mineral sabemos que es mejor que el agua del grifo, que tiene muchos beneficios sobre el agua normal y miles de cosas más, pero en realidad no vemos los efectos, o al menos yo no los veo: no me siento más «limpia» ni menos pesada, ni más nutrida… Es agua mineral, si, y es beneficiosa porque no tiene tantos «productos» como puede contener la del grifo, pero eso son sólo palabras cuando no entendemos jerga química; mientras tanto, los consumidores lo único que hacemos es beberla porque nos sienta mejor que el agua del grifo, o incluso nos entra mejor que ese agua.