Villavicencio y Banco de Bosques se unen para salvar miles de hectáreas

Villavicencio es una de las marcas de aguas minerales más importantes de Argentina y se ha unido a la Fundación Banco de Bosques para salvar de los desmontes a zonas boscosas del norte del país. Cada botella vendida representa un metro cuadrado de bosque protegido.

villavicencio FBB

La campaña de Villavicencio se denomina Dejá tu huella y comenzó en el mes de mayo. Durante ella, la empresa embotelladora donará el dinero suficiente para comprar un metro cuadrado de bosque nativo por cada botella que venda. Los envases están distinguidos con tapa verde y con el logo de Banco de Bosques en la etiqueta, y su venta sumará metros cuadrados para la creación del Parque Nacional La Fidelidad.

El objetivo es evitar la deforestación de grandes extensiones de tierras. La Fundación Banco de Bosques consiguió la habilitación correspondiente para comprar 130 mil hectáreas que se encuentran en la provincia del Chaco, al norte del país. La campaña busca recaudar fondos suficientes para comprar y proteger esas zonas boscosas, mientras se genera conciencia sobre la importancia de cuidar el patrimonio natural, “clave para garantizar la vida de las generaciones futuras”, según explica Emiliano Ezcurra, director de Banco de Bosques.

Salvar al Yaguareté

Durante los últimos años, el negocio de la soja y del biodiesel impulsan fuertemente el desmonte en todo el territorio nacional. No hay obstáculos que impidan la continua pérdida de los bosques argentinos: 300.000 hectáreas son arrasadas por año, 40 canchas de fútbol por hora. Por eso, el trabajo de organizaciones como el Banco de Bosques es de gran importancia.

La fundación se esfuerza por conseguir dinero para comprar aquellos territorios que se encuentran más amenazados, algo que puede lograrse gracias al precio extremadamente bajo de las tierras con bosques.

Con la ayuda de ínfimas contribuciones de miles de personas de todo el mundo, estamos iniciando un proceso que va a salvar a los bosques metro por metro, kilómetro por kilómetro, hectárea por hectárea… el suelo, el agua, el aire y la biodiversidad… para siempre, explican desde la FBB

La Fidelidad es la estancia más grande de todo el norte argentino, abarca 250.000 hectáreas entre Chaco y Formosa. Allí aún existe una parte única y en excelente estado de conservación del ecosistema del Gran Chaco Americano. Es un sitio crítico. Sólo allí podría salvarse la población más vuelnerable de yaguaretés de la Argentina y especies muy amenazadas como el tatú carreta, el águila coronada y el chancho quimilero.

Banco de Bosques se encarga de recolectar y reciclar PET para reunir fondos que contribuyan a la compra de La Fidelidad y así, poder convertirlo en Parque Nacional. La iniciativa junto a Villavicencio termina el sábado 30 de junio, pero la Fundación continúa con la recolección de PET en distintos puntos del país. Guarda tus botellas vacías, ingresá al sitio oficial para ver los puntos de recolección y formá parte de este gran proyecto.

Enlaces | Fundación Banco de Bosques y Villavicencio