Embotelladora pondría en riesgo al famoso manantial de Benamahoma

La calidad de las aguas del famoso manantial de Benamahoma no deja de atraer empresas interesadas en explotarlas. La organización Ecologistas en Acción, junto a varios vecinos, se oponen al proyecto y consideran que la actividad de una planta embotelladora en el lugar podría causar serios daños ambientales al ecosistema de la zona.

Manantial El Nacimiento de Benamahoma

La organización proteccionista Ecologistas en Acción se niega a que una planta embotelladora pueda sacar el agua desde la misma fuente natural y solicitó a la Delegación Provincial de la Consejería de Medio Ambiente que estudie una serie de sugerencias antes de la elaboración del Estudio de Impacto Ambiental que se ha requerido para la puesta en marcha del polémico proyecto.

Recordemos que hace unos diez años, Aguas de Grazalema SA, filial de Aguas Lanjarón, trató de poner en marcha una iniciativa similar en la zona y no logró concretarle debido a la oposición social. Entonces, como ahora, los ecologistas alertaron de que si no se tiene excesivo cuidado, el proyecto podría poner en riesgo al manantial.

La iniciativa de la empresa, en aquel momento, era captar agua desde el mismo manantial del Nacimiento. Los vecinos se opusieron férreamente, no sólo por la importancia ambiental del lugar, sino por considerarlo santo y seña de la localidad. Grazalema SA modificó el proyecto, localizando el punto de captación frente al área recreativa de Los Llanos del Campo, mediante un sondeo de 109 metros y una conducción de 2.371 metros hasta la planta embotelladora.

El proyecto actual plantea la realización de un sondeo horizontal de entre 100 y 150 metros bajo el manantial, para captar el agua del interior del acuífero. Los ecologistas se oponen a la «realización de un sondeo horizontal de estas dimensiones, ya que se ejecuta a solo 5 metros bajo el actual manantial de Benamahoma». Explican que el Nacimiento posee vías complejas e interconectadas de circulación del agua, por lo que se corre el riesgo de que «el trazado previsto del sondeo atraviese muchos de esos conductos, lo que afectaría gravemente al manantial«.

Lo que piden es que no se lleve a cabo la captación en esta zona, sino diferente y proponen la realización de un estudio hidrogeológico completo, entre otras cuestiones.

Fuente | Ecologistas en acción