El acceso al agua potable puede salvar más vidas que muchos medicamentos

¿Sabías que cada año mueren en el mundo 1,2 millones de niños por diarrea? El dato relevado por organizaciones internacionales como Acción contra el Hambre demuestra la extrema importancia de contar con un sistema de saneamiento adecuado y sobre todo, de cuánto mejora la calidad de vida en las comunidades el tener acceso a agua potable.

Un saneamiento precario o malas condiciones de higiene pueden significar la muerte de muchas personas. Enfermedades relacionadas con estas condiciones son la causa de muerte de más de un millón de niños cada año. El 80 por ciento de la mortalidad infantil se origina en problemas relacionados con el agua; así de importante es la distribución de este recurso.

Según los especialistas en la materia, solucionar el acceso al agua potable y ofrecer un saneamiento adecuado no requiere de una gran inversión pública en infraestructuras, pues medidas más sencillas que podrían aliviar este déficit. En Filipinas, por ejemplo, Acción contra el Hambre generó estructuras sociales para una correcta disposición de residuos y educó a la población sobre la importancia de realizar una gestión adecuada para garantizar la salud pública.

Mejorar las condiciones de higiene y educar sobre cómo debe consumirse el agua para evitar enfermedades es algo que puede hacerse sin invertir millones de dólares.

La organización explica la importancia de acceso a agua segura en un video publicado en su sitio web:

Vía | iAgua

Filtros de agua para África: ¿ayuda desinteresada o fraude escondido?

El acceso al agua potable es la diferencia entre la vida y la muerte en muchos lugares del mundo. Muchas veces, la ayuda internacional lleva agua embotellada o filtros para que las poblaciones en riesgo utilicen, aunque algunos expertos cuestan esta metología. Acusan a empresas de realizar donaciones sólo para obtener beneficios, ¿qué hay de verdad en todo ello?

Kakamega Forest, al igual que muchos otros poblados en Kenia, es particularmente vulnerable a las enfermedades relacionadas con el agua. Por ello, la organización Vestergaard Frandsen decidió, a través de la iniciativa Carbon for water, de donar más de 1 millón de filtros de agua Lifestraw a la población local. Y aunque parece una acción desinteresada, otras organizaciones expresan su desacuerdo.

El CEO Mikkel Vestergaard Frandsen invertirá 30 millones de dólares de su propio dinero en este proyecto, pero de acuerdo a la revista Fast Company, el empresario no está preocupado por perder, ya que por cada filtro LifeStraw que dona, que va a estar ganando dinero. ¿Cómo? Gracias a los créditos de carbono que contempla el protocolo de Kioto.

Según la misma publicación Fast Company, la empresa estaría especulando con la entrega de filtros para reducir las emisiones de carbono que realizan los kenianos al hervir el agua que recolectan de ríos y arrollos. Así, Vestergaard Frandsen gana créditos de carbono por cada filtro que dona. Finalmente, la compañía vendería esos créditos a empresas que tienen límites de carbono; es decir, a compañías cuyas emisiones de carbono superan las permitidas. Los créditos las autorizan a emitir más CO2.

No sabemos si estas son las verdaderas intenciones de la empresa. Sobre todo, porque quienes trabajan en zona, aseguran que la gente beneficiada con estos filtros no suele hervir el agua antes de consumirla. Por lo que la utilización de los filtros no evita la emisión de una gran cantidad de carbono a la atmósfera. Certificar créditos por este tipo de donaciones sería realmente vergonzoso.

Además, quienes cuestionan este tipo de acciones, aseguran que hay poca evidencia de que los filtros de agua LifeStraw reduzcan las enfermedades diarreicas en estas comunidades. Tom Clasen, un excelente investigador y su equipo, estudiaron las consecuencias de la utilización de filtros en 240 hogares del Congo, durante 12 meses. No se encontraron una reducción estadísticamente significativa en la enfermedad diarreica; el 24 por ciento de los hogares ya no utilizaba el filtro, y sólo el 56 por ciento entendía cómo hacerlo adecuadamente.

Si bien sólo se trata de un estudio, refleja que la campaña debe ir más allá de la entrega de los dispositivos y debe incluir educación e información. También se debe tener en cuenta que estos aparatos deben reemplazarse cada tres años y que son demasiados costosos. De todas maneras, lo que debe ser claro es que la verdadera solución para estos problemas de salud es construir la infraestructura necesaria para el debido saneamiento. El acceso al agua potable debe estar garantizado y no depender del buen espíritu de empresarios millonarios.

Dame 1 minuto de agua: concurso audiovisual para concienciar sobre el tema

La epidemia de cólera en Haití muestra con creces que la diferencia entre consumir agua potable y agua insegura puede ser la muerte. Para concientizar sobre ello, el Centro UNESCO del País Vasco convoca a un concurso de material audiovisual titulado Dame 1 minuto de agua, en el que se premiará la obra que en forma más creativa hable sobre el derecho básico de todo ser humano al acceso al agua segura.

dame 1 minuto de agua

Alrededor del mundo, 900 millones de personas carecen de agua potable y saneamiento adecuado. Es un problema que va más allá de la escasez del recurso, ya que implica situaciones de extrema pobreza, desigualdad social y sobre todo, falta de voluntad política. Recordemos que no brindar acceso a un agua segura es quebrantar de un derecho humano básico.

¿Qué implica el derecho humano al agua y saneamiento? Pues indica, lisa y llanamente, que todas las personas deben disponer de agua suficiente, de calidad, accesible y asequible para el uso personal y doméstico.

Con todo ello en vista, el Centro UNESCO del País Vasco -una ONG que lleva 20 años trabajando por la cultura de Paz, el desarrollo humano sostenible y los derechos humanos- propone a los realizadores pensar en una forma creativa de comunicar audiovisualmente las drásticas consecuencias sobre la salud, la educación y la forma de vida de millones de hombres y mujeres que tiene la imposibilidad de acceder a este recurso indispensable.

Dame 1 minuto de Agua es el nombre del concurso que premiará las piezas más creativas. Los productores podrán utilizar un minuto para narrar su historia o dejar su mensaje sobre este derecho recientemente reconocido por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Revisa las bases y condiciones del concurso Dame 1 minuto de agua.

¿Por qué debe importarnos el agua?

Hoy, el mundo celebra el Blog Action Day, un evento anual que todos los 15 de octubre convoca a los blogs del mundo entero para debatir sobre un mismo tema. En 2010, el tópico es la problemática del agua y por ello, en Agua-mineral recordamos porqué debe preocuparnos el cuidado y la distribución de un recurso tan vital como el agua potable.

http://www.youtube.com/watch?v=EcHJd0KYYZI

Muchas veces hablamos sobre la urgente necesidad de políticas que garanticen el acceso al agua segura y de lo importante que resultan todas las acciones ciudadanas, por más pequeñas que parezcan. El problema del agua no radica sólo en la falta de cuidado que existe sobre un recurso tan preciado, sino también de diferentes niveles de escasez y distribución:

  • En algunas partes de Latinoamérica, como Argentina y Brasil, existen ricas reservas de agua dulce que hacen que el fantasma de la escasez no parezca algo plausible. En cambio, países como India o Irak, sufren a diario la falta de agua. Sin embargo, muchas organizaciones ecologistas advierten que la explotación de este recurso avanza sin control. Según los datos mostrados en el documental Blue Gold, se extrae de las napas subterráneas 15 veces más agua de la que puede ser repuesta en forma natural.
  • Mil millones de personas carecen del acceso al agua segura, lo que provoca una letanía de enfrentamientos, enfermedades y hasta la muerte de 38,000 niños por semana, a causa de males relacionados al agua insegura y condiciones de vida antihigiénicas.
  • Mujeres y niñas africanas dedican su vida a abastecer de agua a sus comunidades: durante 40 mil millones de horas cada año, ellas llevan pesadas cisternas de hasta 18 kilogramos cargadas de agua, que ni siquiera es segura.
  • La contaminación del recurso puede llegar a  irreparable, sobre todo en ecosistemas tan frágiles como los humedales, sistemas que actúan como filtros naturales del agua. Otras problemáticas, como la deforestación, provocan que el agua de lluvia vaya directo al océano sin que la utilicemos antes de que se vuelva salada.
  • Derecho humano: hace sólo unos pocos meses, Naciones Unidas declaro el acceso al agua potable y al saneamiento como un derecho humano básico. Si bien está muy lejos de que se implementen verdaderas soluciones para que todos los seres humanos vean garantizado su acceso al agua segura y evitar las miles de muertes relacionadas al tema, al menos, es un comienzo.

Debemos tomarnos un momento y reflexionar; no son problemas lejanos ni ajenos. Nos atañe a todos. Para conocer más sobre el uso que tú haces del agua, puedes empezar por aprender sobre tu huella hídrica, que mide cuánta agua consumes al año. Puede sorprenderte el derroche que realizamos sin darnos cuenta.

No seas parte del problema, aporta tu granito de arena.

Invertir en saneamiento podría salvar millones de vida y ahorrar mucho dinero

Muchas veces escuchamos hablar sobre los problemas del agua. En base a ello, expertos del Institute for Water, Environment & Health de la ONU, han publicado una lista de nueve puntos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio y en su informe, destacan que en India hay mucha más gente con acceso a un teléfono móvil que a saneamientos mejorados y aseos.

Un estudio reciente de la ONU en India, el segundo país más poblado del mundo, indica que en 2008 unos 366 millones de personas tenían acceso a un saneamiento mejorado. Mientras que otros datos muestran que hoy día, existen 545 millones de teléfonos móviles en servicio, y el número de terminales por cada 100 personas ha ascendido de 0,35 en 2001 a 45 hoy en día.

Es una triste ironía pensar que en India, un país que ahora es suficientemente rico y en el que aproximadamente la mitad de la población tiene su propio teléfono, la misma proporción de la población no accede a la necesidad básica y la dignidad de un aseo, afirma Zafar Adeel, director del grupo de expertos para el agua.

Los especialistas se esmeran en explicar que el saneamiento para todos es algo que se puede conseguir, y que ante todo se trata de una necesidad moral, civil, política y económica. En todo el mundo hay en torno a 1.100 millones de personas que defecan al descubierto. Por ello, explican que es necesario educar a la población sobre los peligros de un mal saneamiento. Esta sencilla medida podría salvar vidas, mejorar la salud y ayudar a India y a otros países en circunstancias similares a salir de la pobreza.

El informe también menciona que el coste de construir dichos aseos asciende a 300 dólares por cada uno, incluyendo mano de obra, materiales y asesoramiento. No obstante, se espera recuperar entre tres y cuatro dólares por cada dólar invertido, gracias a la disminución de la pobreza, la reducción de los costes de salud y una mayor productividad.

Un factor muy importante del problema del saneamiento son las enfermedades transmitidas por el agua. En tan solo tres años, se calcula que han costado la vida a 4,5 millones de niños menores de cinco años.